Ir al contenido principal

¿El movimiento antivacuna?

El movimiento antivacuna.

Desde mi punto de vista como paciente es que estamos dejando de dar un servicio activo de asistencia sanitaria por falta de dinero debido al gasto en la industria farmaceútica y otros (ministerio de defensa). 

Está muy bien que una empresa gane mucho dinero por ser pionera o por descubrir algún tipo de cura de algún tipo de enfermedad. El problema es la velocidad para obtener resultados. Cuando apuramos demasiado realizando una tarea, no reflexionamos, sin un pensamiento crítico se suelen cometer más errores. Una vez que cometes un error, la competencia (cuanta mayor expectativa lucrativa mayor competencia) que tienes alrededor se aproxima y como individuo te defiendes, como empresa te defiendes. La defensa en muchos casos es la mentira. La defensa es falsear, inventar datos para decir que lo que estás haciendo es lo mejor.

Según lo que leo, según mi experiencia, en este mundo no importa el producto que tengas si no la calidad del vendedor.

La misma calidad de producto o similar o incluso inferior con mejor enganche, con mejor publicidad es el que consigue el premio. En la industria farmacéutica: la primera empresa que obtenga una cura que pase por unos estándares establecidos por médicos cualificados es la  que se lleva el premio. Pero dentro de esta máquina bien engranada, hay muchas manzanas podridas que consiguen desestabilizar el sistema que teoricamente funciona bien. Toda esta teoría se puede desestabilizar simplemente con individuos actuando bajo presión: la presión para muchos es muy buena porque obtienen más rápido resultados, pero aplicada en otros, provoca parálisis, toma de decisiones malas, atajos,...

Con la investigación de la vacuna para este virus tan popular de nuestros días pasa lo mismo: una empresa llegó primero, ¿qué pasó en la travesía del desarrollo?

Esperemos que no hubiera deamasiados tramposos. Esperemos que todo se desarrollase al milímetro sin falsear ninguno de los procesos. Me gustaría creer en la industria. Me gustaría ver el mundo con buena fé.

Y después ante tal proceso rápido viene el miedo de la sociedad. Cada individuo toma decisiones como tal. Soy una persona y supongo que si me imponen la vacuna me la inyectaré. Pero mi lógica, como otros muchas individuos es que prefiero esperar a que la prueben otros.

Soy un paciente que evita acercarse a los médicos e intenta cuidarse de pillar enfermedades por ese motivo intento evitar algo que puede dejarme secuelas (no quiero decir que las deje, sino que pienso que las puede dejar por la carrera farmacéutica que hay de por medio). Creo que como individuo es normal tener miedo y ser egoista. Después, al pasar el tiempo, das el paso y te da igual el riesgo... porque no eres el primero eres uno más dentro del grupo (la aceptación de una imposición cuando la acatan otros es menos dolorosa).

Es bueno ser pionero, pero muchas veces es mejor ver los resultados del pionero y asegurar el camino. 

Aunque pensando como especie. Lo importante es solucionar el problema. Si la vacuna es la solución, aunque mate a varios cientos de miles de personas consiguiendo la erradicación del problema... esto sería de alguna forma idílico. Pero siendo sinceros, como individuo prefiero salvar el culo pudiendo ver lo idílico o lo contrario en persona.

Quizá en muchos momentos de la vida soy autodestructivo (esos momentos de bajón que creo que tenemos todos)  Pero me aflijiría daño por una decisión mía, no por imposición o negligencia de otros. 

De todas formas, aunque piense ahora de esta forma, quizá mañana mismo pensaría de otra siendo seguramente las circunstancias las mismas pero la forma de pensar me llevaría a otros resultados.

Atentamente un racional muy irracional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recordando viejos tiempos: historia con ápices roleros.

Después de un largo recorrido por un camino largo y tortuso un grupo de forajidos se encuentra en frente de una compuerta cerrada. Ellos pararon y esperaron un rato a ver si salía alguien a recivirlos. No podían creer que la puerta estuviese cerrada. La última vez estaba abierta y los colegas que vivían allí los recibieron con los brazos abiertos. Bueno esperaron un rato y uno de ellos se cansó y empezó a dar golpes a la piedra como un animal cabreado. Con la empuñadura como ayuda  para intentar roperla a golpes. Otro de ellos  (Lucas) se calentó con el pardillo loco que estaba golpeando la roca (Nicolás) y le dio un pequeño golpe con su maza a dos manos, que le asentó la cabeza... en ese momento Nicolás entró en razón. Lucas después de recoger su maza y limpiarla de unas gotitas de sangre de la nariz de su gran amigo Nicolás, saludó a la puerta recordando películas en la que la puerta habla y todo. -¡Hola! -¡Bienvenido! -¿Me puedes abrir? -Pues claro, a verlo dicho antes. -Gracia

Pobre de mi: "Propósitos de año nuevo"

La vida es dura. Estoy en esa época de la vida en la que te levantas y te sientes viejo. Un viejo con toda la vida por delante con miedo a la muerte. Esto implica que tengo esta frase siempre en la cabeza: "Solo se vive una vez". En otras palabras, que el tiempo se acaba sin uno darse cuenta. El cerebro se abandona porque tiene la vida resuelta: tengo comida, tengo una mujer que me puede dar hijos, tengo hijos a los que criar y me dan esperanza, que necesitan de unos cuidados, que implican unos deberes y obligaciones como padre, y tengo una vida. Toda mi vida requiere de un trabajo que genere dinero para poder pagar unos gastos y además tengo unas deudas para toda la vida que me atan. Quiero vivir para poder crecer como persona y quiero morir para dejar de deber dinero a una sociedad que no le debo nada. Quiero decir con esto, que tengo una hipoteca que me quema como ser vivo y me quita muchísimas horas de mi vida. Además tengo un trabajo que me ata porque lo sé hacer y me pa

3ª dosis.

Descripción previa a la 3ªdosis. Invierno de 2022. Ya vamos con la tercera y parece que esto no acaba. Está tarde vuelven a darme por saco. La vacuna vuelve a mi sangre. Y esta vez, qué síntomas tendré. Todavía no han pasado 6 meses desde mi última dosis y ya me van a enchufar la otra. ¿Cuántos síntomas voy a tener? ¿Mi cuerpo va a empeorar? Desde que me pongo la vacuna, mi cuerpo se recupera más mal y tengo lesiones musculares con más regularidad al hacer ejercicio intenso. Supongo que esto dependerá tambien de la falta de constancia, de la edad, el peso. La vacuna me intesificó el dolor de piernas porque antes no notaba las varices y, ahora, las tengo más marcadas y más dolorosas. Me están saliendo cierto tipo de bultos en la ingle, parecidos a quistes... que no se que mierda son, pero, que antes de la vacuna, nunca me había fijado en ellos. Durante casi un mes después de aplicar la dosis perdí líbido, supongo que por el cansancio y por el impacto de la dosis. El cuerpo se debilita