Ir al contenido principal

Avance en tecnología.

¿Estamos avanzando tecnológicamente?

¿Qúe avances existen en la actualidad?

¿La sociedad avanza gracias a la tecnología?

No sé la respuesta a estas preguntas pero puedo analizar un poco el entorno y dar una opinión sobre los avance y como afecta al individuo

Como seres vivos tenemos una técnica muy válida para que no entremos en vicios como especie. Es la reproducción y la muerte. Creamos nuevos individuos que se parecen mucho a nosotros pero son otros. A partir de ahí existe la evolución: natural, social, cultural y todas las pantochadas que podemos imaginar.

Tenemos una memoria social colectiva que se va deformando con el tiempo y con las corrientes ideológicas que van apareciendo. Aunque lo viejos piensan de los nuevos cosas divergentes... pero gracias al nacimiento de nuevos individuos aparecen nuevas corrientes colectivas sociales buenas y otras erróneas.

En la actualidad, pienso que la tecnología y los avances que se han dado como pueden ser los móviles. La captación de datos de cada uno de los usuarios que están conectados a la red y toda la provocación de las grandes distribuidoras de contenido y publicidad están inyectando a cada individuo que son potenciales clientes, ha provocado un paro (pausa, parálisis) de la evolución como sociedad. Incluso es una involución social.

En determinadas cosas se están dando acelerones de la forma en que usamos el mundo del entretenimiento pero lo que estamos perdiendo es la interacción con el mundo que nos rodea.

En mi caso, tenía abuelos que conocían los nombres de un montón de pájaros, mamíferos y muchísima vegetación entre ella conocimientos de hierbas medicinales. Toda esa información que se compartía de boca en boca se está perdiendo. También había mucha artesanía y se creaban muchos juegos con poco más que tres palos y mucha imaginación. Se hacían reparaciones caseras y se buscaban soluciones artesanales propias y en otras ocasiones se pedía ayuda a algún vecino. Ahora se busca todo por internet: "se piensa que tubo que haber alguien que esa idea se le ocurriera primero".

Por otro lado tenemos un diccionario global donde cualquier detalle global se puede encontrar. Sin embargo, las corrientes locales de pensar. Los idiomas de regiones pequeñas; de alguna forma se están perdiendo porque en el entretenimiento, en los móviles solo tienen cabida los idiomas más importantes, las ideas más maravillosas y horribles pero no están todas esas cosas que a la mayoría no le importan.

La tecnología, ahora mismo no sirve para obtener la mejor información sino la información más vista y con "muchos likes". Todo eso para poder enfocarlo al modelo actual. Al modelo de la publicidad y someter al cliente a un festín de luces y de color que le provoque un pequeño cambio en la forma de mirar algún producto que se publicite en alguna aplicación (app) que esté asociadada a una red social.

Antes teníamos un navegador web. Ahora tenemos un montón de apps que nos hacen descentralizarnos de internet. Unos son forofos de facebook, otros de tuitter, que nunca sé como se escribe. Otros de instagram, whatsapp, telegram, tiktok y un montón más de redes sociales... y a la mayoría les gustan todas porque necesitan dopamina enlatada.

Yo la necesito, pero me destroza por dentro. Veo cosas que me parecen interesantes pero otras no tanto.

Veo risas enlatadas. Veo chicas que hablan de sus sentimientos. Veo personas que se exponen a los 'followers' mostrando su encanto, su atractivo, su nose qué. Pero al final lo vacío aburre. Las apariencias aburren.

Acabo viendo tutoriales cortos, acabo viendo contenido interesante que me enfoca hacia la vida. En otros muchos casos me enfoca al consumismo, me enfoca a todo lo que están programadas estas apps: a intentar que gastemos dinero maximizándolo en la medida de lo posible. Entrando en los vacíos legales que hay en la legislación. Entrando en esa zona cercana a la línea roja. Esa zona que la mente humana es blanda y débil. Esa zona que tenemos que proteger con leyes que ayuden al individuo y no a las empresas que generan dinero gracias a la desprotección de los usuarios de internet.

El entretenimiento y el consumismo nos destruye como individuos pero generan mucho gasto.

Ludopatía, adicción al azúcar, al alcohol, al tabaco entra dentro del ámbito del consumismo. Incluso la alimentación.

Hay otros ámbitos que se están dejando a un lado y que a mi me preocupa no incentivarlos, que son la familia, los amigos, los colegas, los compis, los hijos, los abuelos.

No queremos saber nada de la gente que nos traen los buenos recuerdos. Solo queremos los buenos recuerdos aunque no sean nuestros.

Creo que, según avanza mi edad me doy cuenta que debo vivir mi vida. Que debemos vivir nuestra vida. Debemos vivir nuestras experiencias.

Nadie nos va a recordar por estar sentados delante del móvil.

Pero lo más importante es que nosotros no vamos a recordar nada de lo que hagamos con el móvil o el ordenador sino los esfuerzos en la vida, las historias, las aventuras, los momentos felices, las situaciones de vergüenza, las situaciones comprometidas, la pura adrenalina. Y todo esto generalmente rodeado de gente que te quiere o compartió con los mismos ojos esas experiencias.

Somos seres sociales que necesitamos de los amigos y de la familia. Estar con la gente es lo que nos hace disfrutar de la vida.

Trabajar y cooperar con gente nos hace felices. Ayudar nos hace felices. Amar a las personas nos hace vivir y sentir. 

El esfuerzo para obtener ese logro nos hace vivir. 

Sufrir para obtener un objetivo nos hace sentir que el camino andado fue importante.

Cometer errores por intentar alcanzar lo inalcanzable nos hace vibrar, nos cala ondo.

Plantar un árbol, plantar nuestro alimento nos hace sentir bien.

La interacción con la naturaleza. Respirar aire puro después de un día lluvioso  que se vuelve fresco y seco nos hace sentir vivos.

El amor, el deseo hacia las personas nos hace sentir vivos.

Pensar, dejar fluir las ideas por el cerebro nos hace diferentes.

Todo esto es la maravilla de vivir.

Acordarse de esas personas a las que no puedes ver  y ponerse triste por el sentido de la pérdida nos hace humanos y nos hace sentir debilidad. Superar ese sentimiento de debilidad y compartirlo con los que más quieres es vivir.

Querer olvidar todo lo malo estando ocupado y dejando todas estas experiencias a un lado, para mi es ir perdiendo la voluntad por vivir.

La tecnología nos está haciendo perder la voluntad por querer vivir. Incluso nos destruye la existencia  de nuestra esperanza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo dejar de comer chocolate?

Chocolate líquido Algún día escuché que el chocolate no es adictivo, ese día las chocolateras aumentaron sus beneficios porque comimos más sus chocolates esquisitos. A todos nos gusta el chocolate, bueno ,a casi todos. Para mi es algo adictivo, necesito su azúcar y su cacao para vivir. ' Nestlé ', ' Milka ', ' Lindt ', ' Valor '... todas estas marcas, que se me ocurren ahora, no sobrevivirían sin la adicción de la gente por el chocolate y el azúcar. Ya se que el cuerpo se pirra por una onza de chocolate pero al final uno se empacha y queda con un mal estar generalizado... en mi caso con ganas de más. Lo único que podemos es comer chocolate con moderación y elegir el que menos azúcar tiene. Y los que más azúcar tienen son los sin marca (marca blanca): ' Eroski ', ' Leader Price ',... Todo el mundo sabe que el azúcar en exceso(+ de tres cucharas de azúcar) a largo plazo provoca caries, aumenta la demanda de la vitamina B, obesidad y p

Siempre me gustaron los lacasitos

Siempre me gustaron los Lacasitos y después de tantos años me doy cuenta que todos los Lacasitos saben igual. Cuando era pequeño comía un Lacasito rojo pensando que tenía un cierto sabor a fresa y tomaba uno marrón porque pensaba que se iba a intensificar el sabor del chocolate y la realidad es que todos saben bien por igual... son igual de dulces cada uno de ellos y destiñen un poco en las manos calientes. Cuando somos pequeños creemos cosas que cuando somo grandes descubrimos que son totalmente distintas. Como cuando veíamos el arroz inflado chocolateado en las cajas un poco más grande de lo normal... yo siempre pensé que aumentaban de tamaño cuando se vertían en la leche y lo único que pasaba es que lo endulzaban. Cada vez que compraba los cereales esperaba a que creciesen y miraba para ellos deseoso de que la magia se iniciase. También cuando jugábamos pensábamos que éramos los protagonistas de Oliver y Benji. Cuando tenía un nuevo balón pensaba que era el mejor del mundo y lo cu

Calor, calor no hace mucho

Calor, calor no hace mucho. Estamos en verano y el sol se desvanece entre las nubes. La verdad, es que hay humedad en el ambiente y el asfalto chorrea. Joder, que mierda de descripción. Todo lo que digo se queda en nada. Vaya cagada (zurullo). Estoy 'aparvado' y no escribo nada decente. En un lugar claro y cerrado en el que estoy ahora mismo, me siento enclaustrado, agónico, sin respiración. El sudor me corre por la piel blanca. Esto es un día como otro cualquiera. La perdición de un ángel caído que no encuentra su punto de inflexión. El cambio hacia el buen camino. Vaya, ¿¡que estoy diciendo!? Me vuelvo loco otra vez. Respiro profundamente y expulso el aire viciado de mis pulmones. Vuelvo a empezar después de romper esa cantidad de palabras sin sentido. La orientación se me centra y vuelvo a empezar mi relato pero esta nueva página se queda en blanco, y el segundero empieza a sonar más alto y más rapidamente. Las horas vuelan y la página en vacío.