Ir al contenido principal

Minería de datos

Hace más de 10 años que escuché este concepto.
En la actualidad todo gira alrededor de la recolección, clasificación, extrapolación y el uso de métodos estadísticos para obtener unas conclusiones que afectan a la sociedad como colectivo.
Nos vigilan a todos, pero para las empresas que usan esta metodología, no le importa el individuo sino el conjunto de personas que realizan las mismas cosas a la misma hora y así poder concentrar los anuncios publicitarios en los momentos más significativos para una persona: consciente o inconscientemente.

Hemos abierto toda nuestra privacidad para que cientos de servidores analicen toda la información que generamos cada día y cada segundo.

Ejemplos de información que hace tiempo que recolectan nuestras terminales (ordenadores, móviles, televisión, cajeros automáticos, compra en supermercados, geolocalización).

Con la minería de datos en un minuto, ¿qué puede obtener de una persona?
Si tenemos un móvil con cualquier aplicación para hacer deporte ya van a saber nuestra localización en cada momento. Y sabrán también a que hora bebemos (hace unos días instalé una aplicación que fomentaba la hidratación cada hora y de ahí ya sacan modas y repeticiones de los ámbitos en que uno bebe agua o usa el teléfono).
Si escribimos un email, un whatsapp reconocen cosas, conceptos para ofrecernos publicidad de nuestras preferencias como puede ser un email a un amigo en el que organizamos las vacaciones.
Ahora también, recolectan información de nuestras conversaciones. Las aplicaciones que reconocen nuestra voz y ejecutan comandos también graban nuestra voz para saber de lo que hablamos. No sabemos si únicamente lo usa con buenos fines pero sabemos que la productividad y el beneficio de una empresa no siempre son buenos fines.
Con la minería de datos también podemos trazar un mapa de las personas más influyentes en las redes sociales y de qué cosas hablan y de qué temas marcan una tendencia. Viendo ese mapa podemos generar exceso de información para ocultar la voz de una persona que no nos interesa que salgan a la luz sus ideas. Internet y el exceso de información/desinformación.
Las personas necesitamos filtros que nos aporten una información real y buena pero las empresas muchas veces filtran la información y las tendencias mediante técnicas poco ortodoxas... manejando esos filtros para su beneficio.
Seguimos con ejemplos de minería de datos: en un ordenador recolectan la información de lo que tecleamos, de los dispositivos que conectamos en el pc como pueden ser las memorias SD, CD, programas que instalamos, impresoras que usamos, en que wifi se enchufa, a que páginas de internet accedemos.
Se pueden controlar los accesos bancarios....
La minería de datos la empezó a masificar un supermercado americano que fue el primero en usar las tarjetas descuento y de cliente habitual para saber que compra la masa de clientes en diferentes épocas del año y así obtener un máximo beneficio ajustando los precios según las modas y medias estacionales de venta de productos a largo plazo. También para saber colocar los productos de mejor manera para que el consumidor compre más.

Y todo lo relacionado con las llamadas: con quién hablamos, de qué hablamos, cuándo hablamos, grupos de conversación.

Me recuerda cuando en España salieron los primeros teléfonos móviles Moviline que no codificaban las llamadas y cualquiera que tuviera una radio podía escuchar las conversaciones pero en la actualidad todo esto es automático...

Y ahora empiezan los microchips en Bélgica para facilitar la movilidad de los trabajadores de una empresa multinacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo dejar de comer chocolate?

Chocolate líquido Algún día escuché que el chocolate no es adictivo, ese día las chocolateras aumentaron sus beneficios porque comimos más sus chocolates esquisitos. A todos nos gusta el chocolate, bueno ,a casi todos. Para mi es algo adictivo, necesito su azúcar y su cacao para vivir. ' Nestlé ', ' Milka ', ' Lindt ', ' Valor '... todas estas marcas, que se me ocurren ahora, no sobrevivirían sin la adicción de la gente por el chocolate y el azúcar. Ya se que el cuerpo se pirra por una onza de chocolate pero al final uno se empacha y queda con un mal estar generalizado... en mi caso con ganas de más. Lo único que podemos es comer chocolate con moderación y elegir el que menos azúcar tiene. Y los que más azúcar tienen son los sin marca (marca blanca): ' Eroski ', ' Leader Price ',... Todo el mundo sabe que el azúcar en exceso(+ de tres cucharas de azúcar) a largo plazo provoca caries, aumenta la demanda de la vitamina B, obesidad y p

Siempre me gustaron los lacasitos

Siempre me gustaron los Lacasitos y después de tantos años me doy cuenta que todos los Lacasitos saben igual. Cuando era pequeño comía un Lacasito rojo pensando que tenía un cierto sabor a fresa y tomaba uno marrón porque pensaba que se iba a intensificar el sabor del chocolate y la realidad es que todos saben bien por igual... son igual de dulces cada uno de ellos y destiñen un poco en las manos calientes. Cuando somos pequeños creemos cosas que cuando somo grandes descubrimos que son totalmente distintas. Como cuando veíamos el arroz inflado chocolateado en las cajas un poco más grande de lo normal... yo siempre pensé que aumentaban de tamaño cuando se vertían en la leche y lo único que pasaba es que lo endulzaban. Cada vez que compraba los cereales esperaba a que creciesen y miraba para ellos deseoso de que la magia se iniciase. También cuando jugábamos pensábamos que éramos los protagonistas de Oliver y Benji. Cuando tenía un nuevo balón pensaba que era el mejor del mundo y lo cu

Calor, calor no hace mucho

Calor, calor no hace mucho. Estamos en verano y el sol se desvanece entre las nubes. La verdad, es que hay humedad en el ambiente y el asfalto chorrea. Joder, que mierda de descripción. Todo lo que digo se queda en nada. Vaya cagada (zurullo). Estoy 'aparvado' y no escribo nada decente. En un lugar claro y cerrado en el que estoy ahora mismo, me siento enclaustrado, agónico, sin respiración. El sudor me corre por la piel blanca. Esto es un día como otro cualquiera. La perdición de un ángel caído que no encuentra su punto de inflexión. El cambio hacia el buen camino. Vaya, ¿¡que estoy diciendo!? Me vuelvo loco otra vez. Respiro profundamente y expulso el aire viciado de mis pulmones. Vuelvo a empezar después de romper esa cantidad de palabras sin sentido. La orientación se me centra y vuelvo a empezar mi relato pero esta nueva página se queda en blanco, y el segundero empieza a sonar más alto y más rapidamente. Las horas vuelan y la página en vacío.