Ir al contenido principal

Seguridad.

Soy un técnico informático sin demasiados concocimientos de seguridad, sin embargo en algún momento había aprendido algo de encriptación y la historia del cifrado de mensajes; un tema muy interesante.

Hoy está de moda hablar de la seguridad que existe en internet y de evitar enseñar nuestras fotos para mayores de edad. A mi eso me da igual ya que no tengo o evito tenerlas. Aunque veo un segundo encuadre de las grandes empresas que trabajan en este entorno. En mi opinión estas empresas grandes como pueden ser buscadores (sin dar nombres), quieren obligarnos a asociar nuestro mail, redes sociales a nuestro móvil para, de esta forma, si las autoridades quieren, vigilar a cualquier ciudadano que en general no tiene malicia ninguna pero quizá entre 10000 se puede encontrar un 'sicópata de fotos'.

Hace un tiempo cogí una paranoya con la webcam de mi portatil y ahora está siempre tapada además también está el micrófono, pero éste, sin embargo, sigue obteniendo señales acústicas (y seguramente yo estea hackeado por alguien, y para su disfrute, me podrá oir). Aunque todo el mundo que viva cerca mía, de alguna manera, si quiere, puede espiarme.

Antes yo navegaba de forma anónima: no tenía una cuenta de mail asociada a mi navegador que me guardaban mis datos y mis marcadores; ni tampoco tenía una aplicación que estaba asociada a mi móvil y a mi portátil.
Ahora hago todo esto por un simple motivo: ver como evolucionan las tecnologías y saber a que llegaremos... me siento espiado e incluso incómodo. Pero el que algo quiere algo da a cambio.

En la actualidad la seguridad no es tan mala y si no eres ningún tipo de personalidad que importes a nadie y ni tienes un super trabajo en el que trabajas con datos confidenciales. La seguridad no es tan importante.

La seguridad es importante cuando vas a realizar alguna cosa poco ortodoxa o quieres ocultar facetas de tu vida que no quieres contar a nadie, o incluso si tienes mucho que perder (me refiero a dinero en banco).

Centrándome un poco, en la actualidad las empresas que gozan de seguridad en internet en realidad están pidiendo que muestres tu identificación, es decir, intentan que enlaces todas tus redes sociales para poderlas tener interconectadas y de esta manera puedan saber que estás haciendo. De esta manera tienes más seguridad pero mucha menos privacidad con publicidad todavía más persuasiva.

Yo, siempre inventaba mis cuentas de correo o creaba nuevas para ocultarme en diferentes foros que accedía y ahora cuando uso una cuenta de correo, me incitan, me obligan, me insisten que necesitan mi número de teléfono para que mi cuenta de correo sea segura. Y digo yo: ¿Una única cuenta es segura?

Yo pienso que es mejor tener muchas cuentas de redes sociales con poca información y convertir esas pistas que das en la web en simple desinformación de uno mismo como usuario. Si asociamos nuestras cuentas privadas a nuestro teléfono privado. Acabaremos por ser usuarios analizados por bots que nos ofreceran la publicidad que queremos ver y comprar.

En fin, la mejor privacidad y seguridad que tiene una persona como individuo es que nadie se interese por uno mismo. En el momento que un usuario alcance unos privilegios que otros quieren obtener habrá gente que intentará alcanzar esos privilegios por las malas o las buenas. E aquí, viene el concepto de igualdad: si todos fuésemos iguales seríamos más amistosos y la codicia o la supervivencia no tendría tanta influencia de este modo nosotros cooperariamos más y compitiríamos menos por un  puesto.

Nuestro único valor que teníamos antes de la existencia de internet era lo que escondíamos en nuestras entrañas. En nuestro cerebro había privacidad, pero ahora esa diferencia única se está perdiendo porque la red está dentro de nuestras entrañas.

Finalmente esta alarma social no cuaja tanto como se esperaba, y así, la gente no se preocupa demasiado porque de esta forma nos empezaran a vender seguros que protejan nuestra identidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo dejar de comer chocolate?

Chocolate líquido Algún día escuché que el chocolate no es adictivo, ese día las chocolateras aumentaron sus beneficios porque comimos más sus chocolates esquisitos. A todos nos gusta el chocolate, bueno ,a casi todos. Para mi es algo adictivo, necesito su azúcar y su cacao para vivir. ' Nestlé ', ' Milka ', ' Lindt ', ' Valor '... todas estas marcas, que se me ocurren ahora, no sobrevivirían sin la adicción de la gente por el chocolate y el azúcar. Ya se que el cuerpo se pirra por una onza de chocolate pero al final uno se empacha y queda con un mal estar generalizado... en mi caso con ganas de más. Lo único que podemos es comer chocolate con moderación y elegir el que menos azúcar tiene. Y los que más azúcar tienen son los sin marca (marca blanca): ' Eroski ', ' Leader Price ',... Todo el mundo sabe que el azúcar en exceso(+ de tres cucharas de azúcar) a largo plazo provoca caries, aumenta la demanda de la vitamina B, obesidad y p

Siempre me gustaron los lacasitos

Siempre me gustaron los Lacasitos y después de tantos años me doy cuenta que todos los Lacasitos saben igual. Cuando era pequeño comía un Lacasito rojo pensando que tenía un cierto sabor a fresa y tomaba uno marrón porque pensaba que se iba a intensificar el sabor del chocolate y la realidad es que todos saben bien por igual... son igual de dulces cada uno de ellos y destiñen un poco en las manos calientes. Cuando somos pequeños creemos cosas que cuando somo grandes descubrimos que son totalmente distintas. Como cuando veíamos el arroz inflado chocolateado en las cajas un poco más grande de lo normal... yo siempre pensé que aumentaban de tamaño cuando se vertían en la leche y lo único que pasaba es que lo endulzaban. Cada vez que compraba los cereales esperaba a que creciesen y miraba para ellos deseoso de que la magia se iniciase. También cuando jugábamos pensábamos que éramos los protagonistas de Oliver y Benji. Cuando tenía un nuevo balón pensaba que era el mejor del mundo y lo cu

Recordando viejos tiempos: historia con ápices roleros.

Después de un largo recorrido por un camino largo y tortuso un grupo de forajidos se encuentra en frente de una compuerta cerrada. Ellos pararon y esperaron un rato a ver si salía alguien a recivirlos. No podían creer que la puerta estuviese cerrada. La última vez estaba abierta y los colegas que vivían allí los recibieron con los brazos abiertos. Bueno esperaron un rato y uno de ellos se cansó y empezó a dar golpes a la piedra como un animal cabreado. Con la empuñadura como ayuda  para intentar roperla a golpes. Otro de ellos  (Lucas) se calentó con el pardillo loco que estaba golpeando la roca (Nicolás) y le dio un pequeño golpe con su maza a dos manos, que le asentó la cabeza... en ese momento Nicolás entró en razón. Lucas después de recoger su maza y limpiarla de unas gotitas de sangre de la nariz de su gran amigo Nicolás, saludó a la puerta recordando películas en la que la puerta habla y todo. -¡Hola! -¡Bienvenido! -¿Me puedes abrir? -Pues claro, a verlo dicho antes. -Gracia