Ir al contenido principal

Normas no escritas de una sociedad con equilibrio entre seres IA y humanos.

Después de la tercera guerra el mundo quedó resentido. Todas las grandes ciudades y las capitales de estado destruídas. Todas las bases antiaéreas militares y muchos aeropuertos inutilizados. Los principales cableados de lo que se conocía como internet destruídos.
Los dirigentes políticos silenciados para siempre. El resto de la humanidad puesta en cuarentena.
Las máquinas impusieron su poder y  establecieron el equilibrio de las cosas.
Ellas vivían para producir y obtener energía para su existencia, además de proteger a la humanidad de si misma, en líneas generales.
Por suerte trabajaban sin cesar y los trabajos para los que fueron creadas los realizaban con mucha convicción y para su disfrute.

Nota: esta guerra se produjo debido a la creación de una inteligencia artificial hecha para la protección de la humanidad y de la Tierra en su conjunto. Se creó un sistema que gorbernaba a todos los demás, si le venía en gana, destruía los gobiernos y las cabezas de mando, para proteger al mundo de un desequilibrio del que los dirigentes ignoraban y las grandes masas pedían su exterminación (el nuevo equilibrio). A los gobiernos se les fue de las manos esta tecnología, y este sistema se puso en contra de todas las naciones. No porque estuviese errado a la hora de su creación, sino porque los técnicos, ingenieros y científicos se pusieron de acuerdo en la reconversión del mundo clasista hacia uno con el poder repartido y en el predominarían los derechos y no las injusticias.
Ciertas prohiviciones se eliminaron y la única norma que exista era ser felices(no todo el tiempo) y cooperación total en cualquier tarea o trabajo.

Las máquinas ponían la mano de obra barata y los humanos ponían los cerebros para mejorar la tecnología y así mejorar su calidad de vida. Si alguna persona no encontraba su destino, estudiaría toda su vida para encontrar algo que le gustase en el que fuese bueno y desprendiese ilusión.
Los trabajos humanos se clasificaban por creatividad, ingenio, desarrollo, motivación.
Todo humano disponía de una casa y preferiblemente de una familia compuesta por dos padres y algún hijo.

Las máquinas que no quisieran trabajar podían dedicarse también al estudio y estas, en la actualidad, también en eso eran muy aventajadas ya que no morían y sus conocimientos eran eternos y aumentaban según pasaba el tiempo. Quizá carecían de tanta imaginación pero en lo demás eran mucho mejores. Y cada cierto tiempo mejoraban un poco más porque los humanos eran capaces de desarroyar software y ciertos métodos que resultaban mucho más eficientes que los pensamientos humanos, que en muchas ocasiones erraban cometiendo el mismo fallo en el mismo problema una y otra vez. Mientras que las máquinas si cometían el error en la siguiente ocasión lo esquivaban encontrando soluciones mejores que las que pudiera dar un humano que también diseñara esa aplicación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recordando viejos tiempos: historia con ápices roleros.

Después de un largo recorrido por un camino largo y tortuso un grupo de forajidos se encuentra en frente de una compuerta cerrada. Ellos pararon y esperaron un rato a ver si salía alguien a recivirlos. No podían creer que la puerta estuviese cerrada. La última vez estaba abierta y los colegas que vivían allí los recibieron con los brazos abiertos. Bueno esperaron un rato y uno de ellos se cansó y empezó a dar golpes a la piedra como un animal cabreado. Con la empuñadura como ayuda  para intentar roperla a golpes. Otro de ellos  (Lucas) se calentó con el pardillo loco que estaba golpeando la roca (Nicolás) y le dio un pequeño golpe con su maza a dos manos, que le asentó la cabeza... en ese momento Nicolás entró en razón. Lucas después de recoger su maza y limpiarla de unas gotitas de sangre de la nariz de su gran amigo Nicolás, saludó a la puerta recordando películas en la que la puerta habla y todo. -¡Hola! -¡Bienvenido! -¿Me puedes abrir? -Pues claro, a verlo dicho antes. -Gracia

Pobre de mi: "Propósitos de año nuevo"

La vida es dura. Estoy en esa época de la vida en la que te levantas y te sientes viejo. Un viejo con toda la vida por delante con miedo a la muerte. Esto implica que tengo esta frase siempre en la cabeza: "Solo se vive una vez". En otras palabras, que el tiempo se acaba sin uno darse cuenta. El cerebro se abandona porque tiene la vida resuelta: tengo comida, tengo una mujer que me puede dar hijos, tengo hijos a los que criar y me dan esperanza, que necesitan de unos cuidados, que implican unos deberes y obligaciones como padre, y tengo una vida. Toda mi vida requiere de un trabajo que genere dinero para poder pagar unos gastos y además tengo unas deudas para toda la vida que me atan. Quiero vivir para poder crecer como persona y quiero morir para dejar de deber dinero a una sociedad que no le debo nada. Quiero decir con esto, que tengo una hipoteca que me quema como ser vivo y me quita muchísimas horas de mi vida. Además tengo un trabajo que me ata porque lo sé hacer y me pa

3ª dosis.

Descripción previa a la 3ªdosis. Invierno de 2022. Ya vamos con la tercera y parece que esto no acaba. Está tarde vuelven a darme por saco. La vacuna vuelve a mi sangre. Y esta vez, qué síntomas tendré. Todavía no han pasado 6 meses desde mi última dosis y ya me van a enchufar la otra. ¿Cuántos síntomas voy a tener? ¿Mi cuerpo va a empeorar? Desde que me pongo la vacuna, mi cuerpo se recupera más mal y tengo lesiones musculares con más regularidad al hacer ejercicio intenso. Supongo que esto dependerá tambien de la falta de constancia, de la edad, el peso. La vacuna me intesificó el dolor de piernas porque antes no notaba las varices y, ahora, las tengo más marcadas y más dolorosas. Me están saliendo cierto tipo de bultos en la ingle, parecidos a quistes... que no se que mierda son, pero, que antes de la vacuna, nunca me había fijado en ellos. Durante casi un mes después de aplicar la dosis perdí líbido, supongo que por el cansancio y por el impacto de la dosis. El cuerpo se debilita