Ir al contenido principal

Dos años o más bloqueándome.

Supongo que este blog no es un diario pero algunas veces lo parece. Me siento mal por pensar que llevo casi toda mi vida perdiendo el tiempo, sin darme cuenta de que todavía, todos, casi todos los días me sorprendo con algo. Supongo que cada sonrisa, cada lágrima, cada extremecimiento que sale de mi es la reacción a una nueva experiencia. Creo que estoy tratando de bloquearme a mi mismo para no seguir viviendo todas las experiencias que recibo sin moverme del sillón. Me siento fatal, por no darme cuenta en todo este tiempo.
Que importante es vivir, nuevas experiencias y locuras. Al fin y al cabo, vivimos y las novedades y diversiones son necesarias. Mi mundo es un locura, en calma, casi constante pero siempre tuve algo que ver en él.
Mi libertad, actuar como quiero y esas cosas. Mis recuerdos, son todos míos. Mis amigos, mi familia...
pero estas cosas me bloquean... y cada día... el tiempo y otros factores me bloquean. Tenemos que hacer algo distinto, cada día. Leer, escribir... mi mundo se compone de buenos momentos. Nuevas experiencias.
Tengo la suerte de que todo los momentos importantes para mi, los tengo en la cabeza. Esos días que no íbamos a clase y veía una peli con mis amigos... o íbamos a tomar algo al río. Esos momentos que pasan rápido pero perduran... el cerebro ayuda a verlos de otro modo... y cada vez que pensamos en ellos nos emocionamos. En fin, me emociono casi siempre. Pero, los sustos, los momentos buenos... se intercalan con la perdida de amigos... que quise.
Ahora mismo me pierdo en mis pensamientos y en mis sentimientos... en algunos momentos, mi cuerpo se corresponde al de un adolescente con ganas de carallada y en otros momentos me siento como un anciano que no tiene vida en la sangre... o como un fiambre reciente que todavía se le está enfriando la sangre. La vida, dificil. Lo triste de todo es que las sensaciones buenas se miden frente a los traumas.
Pero hay momentos, que nuestro organismo los vive más que nuestra memoria y sin embargo, nuestra memoria se aisla y olvida.
¿Por qué es tan selectiva la memoria?
Me quiero recordar de un montón de cosas y solo palpo la idea básica. Pero las especificaciones y los detalles me aburren... soy un informático, soy un programador... pero una vez que aprendí un poco de que  iba el tema... fui perdiendo el interés. Todo eso, también, me pasa cuando llevo pintando varios días, con ganas de mejorar algunas cosas y después me doy cuenta de que no quiero mejorar, no me lo pide el cuerpo. Mi interés se esfuma. Hasta cuando quiero jugar a un juego hasta vomitar... cuanto más quiere mi parte consciente en hacer algo menos ganas tiene mi organismo... y me vuelvo apático, triste, cansado... perdiendo la motivación, quedando con la dejadez.
Siempre tuve la necesidad de tener, a alguien, a un tutor, a un amigo, algo que me diese ese pulo para mejorar y no quedarme en el medio de nada, de la normalidad.
Desde que existe la crisis energética, me doy cuenta de que conseguir energía para pasarlo bien y vivir es muy caro... nuestro organismo lo sabe y solo nos das la energía justa para sobrevivir. Energía son las risas, las lágrimas, el sexo, la tensión, ese sengundo de adrenalina o animosidad.
Y sin embargo lo que permanece, son cosas que nos hacen sentir bien pero que al final no nos ayudan a mejorar ... sino a morir. Es triste, pensar que estamos diseñados para estancarnos. Solo unos pocos encuentra algo para construir su vida y mejorar su experiencia... sin embargo, la mayoría, se queda con la justa para sobrevivir a las circunstancias que lo colapsan,....
Supongo que formo parte de la inmensa mayoría, supongo que soy otro grano más de arena. Supongo que soy una persona triste en su justa medida para no morir joven. Supongo que no soy muy arriesgado para sobrevivir a mis temeridades. Supongo que no soy un gran deportista de élite porque mi cuerpo no lo soportaría.
En fin, la realidad es bonita. El tiempo, los segundos, el olvido entre segundos es bonito. Pero la sensación de que pude hacer algo más es horrible. Se puede hacer algo más, el tiempo no es tan importante... la voluntad, el querer hacer algo más es importante. Luchar por los tuyos y por uno mismo es importante. Luchar por quien quieres es importante.
No soy importante, solo soy un pieza más de esta sociedad. Un recambio que solo se necesita cuando otra pieza falla. Pero esta sociedad tira con los recambios cuando salen otras tecnologías mejores y la obsolescencia programada se interpone en el bajo consumo que necesita este mundo. La producción y el exceso son los problemas de esta vida... pensando en que esta vida se va mejorar por tener determinados cacharros muy guays... que al final hacen lo mismo o menos que los que teníamos antes.
Creo que me voy comprar una máquina de escribir mecánica para ahorrar energía... el problema es que producir papel es tan caro como producir energía.
Tengo que buscar un ordenador que consuma la mitad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recordando viejos tiempos: historia con ápices roleros.

Después de un largo recorrido por un camino largo y tortuso un grupo de forajidos se encuentra en frente de una compuerta cerrada. Ellos pararon y esperaron un rato a ver si salía alguien a recivirlos. No podían creer que la puerta estuviese cerrada. La última vez estaba abierta y los colegas que vivían allí los recibieron con los brazos abiertos. Bueno esperaron un rato y uno de ellos se cansó y empezó a dar golpes a la piedra como un animal cabreado. Con la empuñadura como ayuda  para intentar roperla a golpes. Otro de ellos  (Lucas) se calentó con el pardillo loco que estaba golpeando la roca (Nicolás) y le dio un pequeño golpe con su maza a dos manos, que le asentó la cabeza... en ese momento Nicolás entró en razón. Lucas después de recoger su maza y limpiarla de unas gotitas de sangre de la nariz de su gran amigo Nicolás, saludó a la puerta recordando películas en la que la puerta habla y todo. -¡Hola! -¡Bienvenido! -¿Me puedes abrir? -Pues claro, a verlo dicho antes. -Gracia

Pobre de mi: "Propósitos de año nuevo"

La vida es dura. Estoy en esa época de la vida en la que te levantas y te sientes viejo. Un viejo con toda la vida por delante con miedo a la muerte. Esto implica que tengo esta frase siempre en la cabeza: "Solo se vive una vez". En otras palabras, que el tiempo se acaba sin uno darse cuenta. El cerebro se abandona porque tiene la vida resuelta: tengo comida, tengo una mujer que me puede dar hijos, tengo hijos a los que criar y me dan esperanza, que necesitan de unos cuidados, que implican unos deberes y obligaciones como padre, y tengo una vida. Toda mi vida requiere de un trabajo que genere dinero para poder pagar unos gastos y además tengo unas deudas para toda la vida que me atan. Quiero vivir para poder crecer como persona y quiero morir para dejar de deber dinero a una sociedad que no le debo nada. Quiero decir con esto, que tengo una hipoteca que me quema como ser vivo y me quita muchísimas horas de mi vida. Además tengo un trabajo que me ata porque lo sé hacer y me pa

3ª dosis.

Descripción previa a la 3ªdosis. Invierno de 2022. Ya vamos con la tercera y parece que esto no acaba. Está tarde vuelven a darme por saco. La vacuna vuelve a mi sangre. Y esta vez, qué síntomas tendré. Todavía no han pasado 6 meses desde mi última dosis y ya me van a enchufar la otra. ¿Cuántos síntomas voy a tener? ¿Mi cuerpo va a empeorar? Desde que me pongo la vacuna, mi cuerpo se recupera más mal y tengo lesiones musculares con más regularidad al hacer ejercicio intenso. Supongo que esto dependerá tambien de la falta de constancia, de la edad, el peso. La vacuna me intesificó el dolor de piernas porque antes no notaba las varices y, ahora, las tengo más marcadas y más dolorosas. Me están saliendo cierto tipo de bultos en la ingle, parecidos a quistes... que no se que mierda son, pero, que antes de la vacuna, nunca me había fijado en ellos. Durante casi un mes después de aplicar la dosis perdí líbido, supongo que por el cansancio y por el impacto de la dosis. El cuerpo se debilita