Ir al contenido principal

Entradas

COVID: apestado.

 Tras haber dado positivo en un test de estos de farmacia en casa y ver que tenía un pequeño catarro... decidí advertir a mis compañeros de la oficina que tenía el virus.  Ya no fui a trabajar al día siguiente. Estaba bastante bien pero con la impresión perdí motivación y me entró la ansiedad. No puedo estar cerca de mi familia, de mis hijos, de mi mujer. Tengo que estar con mascarilla y la vida cambió. Todo por alguna imprudencia que no logro entender en qué momento la puedo encajar. En fin, el primer día después del primer test fue una cosa que me vino bien. Tenía ganas de vacaciones. Mente y cuerpo descansaron, desconectaron de la vida. Un gran punto de inflexión. Llamé al médico para hablarle de caso y ella me aconsejó que hiciera el test para tener un resultado oficial. Me explicó las pautas que tenía que tener en cuenta y además me dijo que aplicara el sentido común... para mí eso es complicado y nunca me pareció que yo tuviera mucho de eso. El problema vino cuando mis hi
Entradas recientes

Perdido en el camino.

Cosas, cosas y más cosas. En la vida están las cosas que pasan por cosas y las que tienen que pasar. Llevo un par de días con dolor de cabeza. No es matador, pero es cojonero, me duele y punto. Ese dolor se extiende desde la parte posterior superior izquierda hasta el cuello. Es un dolor que con el entretenimiento no se siente, ni se sostiene, pero en el momento que lo recuerdas, lo notas. Igual que con los picores en la piel, si estás pensando en ellos, es inevitable que piquen y que rasque, pero estando a otra cosa no pasa nada. El mundo es dolor, el cuerpo nos prepara para protegernos y si hay algún tipo de dolor es que hay algún tipo de problema. Es así de sencillo. Me siento endeble, me siento cansado, me siento apático y sin fuerza. Continúo como el fluir del agua por el cauce de un río en verano... despacio, de mala gana y la mitad se evapora. ¿Hay que vivir el camino? … Me sigue doliendo, también me duelen las articulaciones, las fracturas pasadas y las pequ

3ª dosis.

Descripción previa a la 3ªdosis. Invierno de 2022. Ya vamos con la tercera y parece que esto no acaba. Está tarde vuelven a darme por saco. La vacuna vuelve a mi sangre. Y esta vez, qué síntomas tendré. Todavía no han pasado 6 meses desde mi última dosis y ya me van a enchufar la otra. ¿Cuántos síntomas voy a tener? ¿Mi cuerpo va a empeorar? Desde que me pongo la vacuna, mi cuerpo se recupera más mal y tengo lesiones musculares con más regularidad al hacer ejercicio intenso. Supongo que esto dependerá tambien de la falta de constancia, de la edad, el peso. La vacuna me intesificó el dolor de piernas porque antes no notaba las varices y, ahora, las tengo más marcadas y más dolorosas. Me están saliendo cierto tipo de bultos en la ingle, parecidos a quistes... que no se que mierda son, pero, que antes de la vacuna, nunca me había fijado en ellos. Durante casi un mes después de aplicar la dosis perdí líbido, supongo que por el cansancio y por el impacto de la dosis. El cuerpo se debilita

Cosas que podría escribir pero que me resultan avergonzantes:

Cosas que podría escribir pero que me resultan avergonzantes:   Ni idea, soy un vacío dentro de mi cabeza. El caos se mezcla dentro de un orden desestructurado que encuentra halos de geometría dentro de ese caos. Mis neuronas son un espacio infinito que se comunican hasta que se desordenan y explotan para de vez en cuando surjan ideas magistrales.   Muéstrame las entrañas que yo te enseñaré las tripas.   Tú dispara que me suicidaré primero.   ¿Cuándo parece que llegas al final del camino, pero los pasos continúan?   Podrido de ideas sucias y aterciopeladas.   Cuando explicas a tu hija de 7 años como tienen hijos los perros y le dices, fríamente y sin tapujos: que el can se pone encima de la perra y le introduce el pene en su vulva y le deja la semillita...   Vergüenza ajena, y asco... y la poca vergüenza que tengo.   Siempre me gustó jugar con muñecas y vestidos.   Siempre deseé ser mujer, pero me gustan las mujeres y cada vez más, quiero tenerlas