Ir al contenido principal

Entradas

Conversación memorable.

A-¡Memorable! B-¿Qué "leches" dices? A-Igual no era nada. O quizá algo intenso para empezar una buena conversación. B-¿Qué conversación? A-La conversación. Ideas altaneras con pretensiones. B-Pero, ¿qué lenguaje rimbombante estás utilizando?  A-Es pura teatralidad banal. Necesitaba expresar algo pero el no se qué, no entra en el significado de estas mis verbas...-silencio- ...¡Puff! ¡Qué asco siento!... estoy vacío, estoy aburrido y la explicación me la dan rapidamente: "es debido a la tecnología, redes sociales y toda esa "vaina" de los vídeos cortos que tan de moda están". B-Es una explicación fácil. Es una explicación que deleita a los pequeños grupos que divergen de las masas. Aunque creo que, más bien, los humanos, tendemos a aburrirnos, tendemos a ser insaciables, tendemos a la autocomplacencia, a la autodestrucción como medio para alcanzar la reconstrucción de nuestro ser. A-Te interrumpo. Somos como el ciclo del agua: "circulamos por infinidad
Entradas recientes

Un héroe: antihéroe

  En mi cabeza sonaba bien. Empiezo con su personalidad característica: Una persona complicada que a lo largo de su vida acumulaba estrés y tensión constantemente. No encontraba ningún tipo de válvula de escape. Alguien que se dejaba llevar por la rutina y los pequeños vicios de la dejadez. "Be water, my friend": no era como el agua, era como una hoja o una arenilla arrastrada por la corriente del río. Un sujeto que no se mostraba como lo que era. Una persona que se mostraba afable y confiado con los que consideraba queridos, mostrándose diferente según la composición de lugar de cada una de las situaciones e imagenes de él que quería proyectar: mostraba partes de sus personalidad según los gustos de los demás, arraigaba una forma de ser según las circunstancias o los ambientes. Convirtiéndose en algo que no quería ser pero que se dejaba, por facilidad y por falta de motivación. Esto todo, le provocaba frustración y desgaste ya que sus metas, cuanto más tiempo pasab

Trending

 Rubius, un youtuber español que se crio fuera de España, con educación noruega, con mezcla de diferentes culturas. ¿Impuestos?¿Por qué? ¿Cómo se usan los impuestos? - La inversión de nuestros impuestos en sanidad y educación. - El movimiento del cambio en la educación: demasiados intereses de terceros. Un movimientos con buenos fines pero con mucho en medio que huele a chamusquina. - Privatización de las empresas públicas que más rentables eran en España. - El silencio de los medios de comunicación. Subenciones en las telecomunicaciones privadas. - Emigración de grandes pensadores al extranjero, gente estudiada que se va al extranjero porque no hay trabajo especializado. No se invierte en tecnología, en hoy, se derrocha debido a este sistema eco...nómico. Soy una persona que nací en España, me crie donde nací . Estudié y nunca marché del lugar de donde viví. ¿Eso me hace mejor persona? Pues quizá no. Porque estudié y me especialicé en una carrera cuyo conocimiento no usé en mi trabajo

¿qué es lo que más nos gusta de una persona?

La noche pasada vi un Tiktok que preguntaba: ¿qué es lo que más nos gusta de una persona? Hace unos días vi otro video en que mostraba que las personas que ven a un individuo delante de ellos no está pensando nada especial sobre él. Mayormente pensamos en nosotros mismos. No nacemos egoístas, nos hacemos y el sistema nos ayuda. Respondiendo a la segunda pregunta: lo que nos gusta de una persona es que no preste atención, nos quiera como somos y nos mime incluso cuando no es capaza de hacerlo... ahí es cuando mi egoísmo hace daño a todo el que se acerca a mi cuando quiero estar solo. Hago daño cuando no quiero saber nada de la otra person: soy egoísta y duro con los que tengo delante y eso duele. En conclusión, inicialmente nos atrae la belleza, pero lo que nos gusta de las personas es poder ser amigo de cualquiera.  Lo que nos gusta es ser amado. Lo que nos gusta es sentirnos arropados, sentirnos queridos y cuando tenemos un bache que nos lance una cuerda para salir de él.

Como borregos.

 Creo que soy un "carnero silvestre", es decir, borrego. Ahora estamos en la mitad del túnel. Estamos en un tramo en el que ya no se ve tan bien tomar buenas decisiones para evitar la mínima exposición a la gente para no contagiarnos. Estamos en ese momento que no vemos el toro pero sin embargo está a punto de embestirnos. Aunque ahora es el momento de preocuparnos como nunca lo hemos hecho... no lo queremos intentar porque estamos hartos de que las decisiones del poder, desde mi punto de vista, no sirven para nada, solo para meter miedo, solo para enriquecer a unos pocos, solo para quitar libertades, solo para convertir una mentira en verdad, solo para que veamos este punto de la historia como otra gran crisis más que valdrá para que la gente coja con más energía su vida y con tiempo se intente ser mejor como persona... o tal vez, a la pérdida de grandes  personas que estaban motivadas y con este aluvión se dieron a la autodestrucción. Mentiras, toma de decisiones inútiles,

Libre albedrío: la caverna donde me encuentro.

 Libre albedrío. Si lo piensas no es libre porque en ese momento estás pensando en las consecuencias. Si tomas la decisión de realizarlo tampoco es libre porque para hacer algo el cerebro se tiene que imponer a la voluntad del cuerpo y también a parte del cerebro. El pensamiento se basa en dos vertientes: la segura y la potencial que es incierta.  Según un montón de variables que se van juntando a largo de la vida... como ser inteligente, voy adquiriendo ciertos mecanismos para ahorrar en disgustos. La experiencia me convierte en aburrido y predecible. La inexperiencia también, porque tomo casi siempre el camino más estimulante y vibrante, puede ser peligroso o no pero la falta de experiencia me obliga a tomar decisiones arriesgadas desde mi punto de vista inexperto. La obtención del objetivo nos hace vibrar y disfrutar, implicando una serie de concesiones y aprendizaje.   Por desgracia no soy libre. Siempre me sentí como si estuviese dentro de una máquina que puedo manejar y sentir. U

No me sale nada.

 Creo que pasaron semanas desde la última vez que escribí para este mi blog. No me salen palabras: estoy en cortocircuito. ¿Será por la tristeza? ¿Será por las ganas de llorar traducidas en mala hostia? ¿Será que me enfrento a mi entorno mal? ¿Será que quiero mostrar mis sentimientos resultándome imposible? Afirmación: se está marchando el espíritu de mi cuerpo y no se como detenerlo. ¿Crisis pasajera? ¿Crisis definitiva? ¿Soy egoista? También es cierto que no suelo hablar de mis hijos, mi mujer, de la familia, de lo personal o importante de mi vida. A parte de todo lo anterior tengo mal estar físico, me molestan cada una de mis articulaciones y mi músculos cuando se estimulan es como si se rompiesen. Me duele la boca. Y últimamente también la cabeza. Noto cansancio y cuando me suben las pulsaciones una gran presión entorno a la base del cuello próximo a mis dos clavículas como si los vasos sanguíneos me fuesen a reventar. Por esta época tengo los pies húmedos y fríos. No estoy haciend